Paola Dávalos: cuatro poemas inéditos

La poeta peruana Paola Dávalos comparte con los lectores cuatro poemas inéditos que abordan el cuerpo y sus consecuencias, desde la exploración sensorial a la reflexión de lo que le rodea.

Seguir leyendo

Mar 26, 2021

«La realidad no basta con vivirla, sino tomarla como un punto de partida para crear con trascendencia en ese espacio purgatorio entre lo terrenal y lo místico; es el lugar en el que nos pide en eco, con urgencia, dejar huella y no necesariamente la nuestra», declaró la poeta peruana Paola Dávalos a fines de 2019. Durante todo este tiempo ha continuado con su proceso de creación y ahora comparte estos cuatro poemas inéditos donde confirma que «Escribir poesía es reb(v)elarse; escucharla, leerla es compartir el espíritu unísono de ser vulnerable, imperfecto, pero con alma». Que los disfruten.

SAL

un leve delirio de ser
lo insólito de un dolor
amado
en sus espacios secretos
en sus desvelos febriles

Yolanda Westphalen

Abrazo esta sombra
y sombra de la sombra
suman él
todas pesan
aproximadamente
un ser
por su esfinge
herejía
le descubro
faces tras faces
los mismos solsticios
con la esperanza de un nuevo rostro.

Quítame esta empresa
te reclamo
celador espejo
deseo
olvido.

Otra miseria.

Ardua labor es hallarte santuario en este punto
lúcida de nafta férvida
recolecto,
y triunfan
mis manos
de goce
debajo de
el-hecho,
cima
cede
su lava
balbucea
osado lenguaje.

Más allá de la carne
remece: y si despierto
Retírate hembra de sal
enciérrame
en la urna de tu libido.

OCASOS

I. Horizonte

Perturbaciones de nacimiento
como el asombro;
no importa la constelación
o en qué momento
fue célula y no otra.
Capa tras capa
se teje el llanto
una senda
de árboles, ramas
hiedras,
ella y yo
alzando señales
hojas y el millón de caídos
que no podemos sostener…

Somos las nadie
marchitas
al caos
advertimos a
los perpetuadores
en-cadena-dos
nuestro paso cruje
busca
reavivar
el fuego
de todas las rosas
bajo la mar

Reminiscentes
a orillar la sombra
las mantuvo ocultas,
y abrasarán atávicas
la nueva Hera

guardianes de la peste…

Mayores y azules
resarcimos el pacto
frente a
ocasos

II. Bruma

Aunar la memoria
hechos
armonizar
composiciones
restaura
La mandíbula
ha roído
su estructura vocal
de las aspas quietas
del molino
la masa
el trigo
aja raíces

La tierra
cosecha
derrumbó
torres
que no dejaban
ver el sol
cuando El soberano
es derrocado
el poder

otra era
de barro.


VELADA

Ensueño,
El prado
brotan flores mito
polinizan
y escriben
fuente
para aves
voces
posan
aletean
visiones
cantos
duetos de gracia

Antes de ser
lúcida
cólmame de aliento
deseo el encuentro
donde conviva impulso
real i mente
así evito consumirme
hogar hoguera

Necesito una rama
desde allí
avizore revelaciones,
toque la senda:
severos los lirios
auguran
desidia
y mi vigilia

Respiro
intenciones
hechas humo
golpean asfixian
presente castigo

¡herviré a escondidas del alba
estas últimas horas!

Serán nuestras
siluetas solo puente
prisma eufónico
regocijante andanza,
siento en mis cuerdas vocales otoño
donde concibo verte pleno
y vuelo tu llegada
al mismo árbol, estar de lado tuyo
lanzar
conjuros a los vientos, mudar la aurora.

Abandonemos todo acto material

Solamente azul

trituro el chocolate, me reflejo ácida. es mi lengua tierra yerma, ajada con astillas de vidrio. sangre condena respóndeme ¿cuándo va a colapsar este puente colgante que tengo por garganta? los sueños se tambalean, liquidan sus cuerdas, desafinan el juego y la horca estropea la tinta. ecos. retuercen, buscan mi voz, pero la voz se ajusta hilarante, encarna y rasga. los guisantes son mi sentencia, redondas, verdes, crudas vivencias; deseo vomitarlas. las evocaciones me acechan. arrópame, llovizna en la infancia de mi cama. el desvarío sobrepasa las esteras. mi rostro se humedece. al cielo le hace faltan piezas. aquí hay lugar para estrellas. necesito apoderarme de la fiebre, elevarme con el mar, el amor y la poesía, así de azules. ella, otra vez esencia, trepó la más alta montaña de pico empinado adentro] ‘donde lo real es visible’ [ para encontrarme y decir: es hora. te prometo que regreso y no seré yo. solamente azul.

__________________

Paola Dávalos | Lima, Perú 1991. Formación autodidacta. Poeta. Gestora cultural. Coorganizadora del colectivo “La Huaca es poesía” -2021. Poemas publicados en revistas y antologías: Al Filo del Sol (1era. antología poética en braille del Perú) Golem Editores (2019). Aislados -Dendro Editorial (2020). Versos desde el encierro- FCE Perú-(2020). Volteando al Siglo 25 poetas peruanos – Editorial Casa de las Américas (2020). Ha participado en distintos recitales, homenajes y eventos de poesía.

<h4>Círculo de Lectores Perú<h4 />

Círculo de Lectores Perú

Círculo de Lectores Perú es más que una librería virtual: es una comunidad que crece poco a poco alrededor de aquello que tanto nos gusta: los libros y la lectura.

Quédate un poco más, tenemos contenido que te puede interesar.

Ana Ajmátova: Réquiem (Fragmentos)

Ana Ajmátova: Réquiem (Fragmentos)

Ana Ajmátova o Anna Andréievna Gorenko nació el 23 de junio de 1889 en un pueblo cercano a Odessa, hija de una noble familia de origen tártaro, Ajmat, de la cual tomó el apellido por el que la conocemos. Estudió latín, historia y literatura en Kiev y en...

POESÍA: Tres poemas de Aleyda Quevedo

POESÍA: Tres poemas de Aleyda Quevedo

METAMORFOSEADA Cuerpo y aliento ingresan al agua haciendo uso del mecanismo de la libélula. Hablo del cuerpo y del aliento en estado puro. Sin equipo. Pez o criatura parecida. Libre y despojada de deseos sin teorías de instructores de buceo. Tensión del cuerpo y...

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Excelente, pronto tendrás noticias nuestras.

Pin It on Pinterest

Shares