Pedro Gallese: el que se pica, pierde

Lo ocurrido con el arquero Pedro Gallese de la selección de fútbol peruana, tras la reciente derrota ante Argentina, evidencia que “se picó”. Pero ¿Qué hay más allá de esa emoción primaria?

Publicado

26 Oct, 2023

Escribe Christian Reynoso

“No te piques”, “no seas picón” o “te picaste”, se suele decir cuando alguien queda inconforme en medio de alguna circunstancia de diversa índole y se resiente, pues le cuesta admitir la derrota, la pérdida, el rechazo, el no haber sido favorecido, etcétera. Un sentimiento de insatisfacción que puede transformarse fácilmente en un impulso que luego conduzca a algo como la venganza. “El que se pica, pierde”, se suele decir también. Algo así como que es mejor aceptar y asumir la situación para evitar consecuencias mayores. Dignidad y aceptación.

Lo ocurrido con el arquero Pedro Gallese de la selección de fútbol peruana, tras la reciente derrota ante Argentina, evidencia que “se picó”. La situación lo llevó a faltar contra la propiedad de un hincha al arrebatarle su celular y lanzarlo en medio del campus. El hincha peruano, un muchacho de 17 años, buscaba la preciada foto con Messi, quien había goleado a Gallese con dos tantos. La afrenta entonces, en el sentir de Gallese, resultó más violenta. Enseguida, el arquero ensayó una justificación tonta: “Sentí que le faltaron el respeto a nuestros colores”; se entiende a los colores patrios o a la camiseta rojiblanca. Pero, en verdad, el respeto a él.

Vergonzosa acción del arquero nacional.

Desde luego, no se trata de asuntos estado-nación o de discursos patrioteros y/o nacionalistas, sino de una falta de temple, que se puede constituir en un delito (hoy por hoy, robar un celular en el Perú está penado con 30 años de cárcel), y que, de manera simbólica, deja mal parado a un jugador que, por lo general, es aplaudido por su desempeño en el arco. Podemos pensar, en todo caso, que los quiebres de la derrota pasaron factura, pero sin ninguna duda eso es una justificación. Esto supone que la selección no está preparada psicológicamente para enfrentar las derrotas, aunque ya debería estar acostumbrada a juzgar por su historial.

El Perú no tiene la culpa de que los jugadores de la selección, cuando tienen la pelota entre los pies, no sepan qué hacer con ella y que su juego se torne caótico. Las razones de ello pueden ser diversas y asunto de entendidos, pero lo verificable es el triste desempeño en la cancha y los magros resultados. Bajo la mirada de Gallese todos quienes son críticos con la selección estarían faltando el respeto a los colores, lo cual es un absurdo. El espíritu de cuerpo, que nos recuerda a la clase política de nuestro país y sus escandalosos blindajes, ha sido también la forma como los hinchas y la prensa deportiva han respondido a la actitud de Gallese, lo que resulta lamentable.

El que se pica, pierde.

Escritor y periodista peruano. Magister en Literatura Hispanoamericana por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Autor de las novelas: “La tempestad que te desnuda” (2019), “El rumor de las aguas mansas” (2013) y “Febrero lujuria” (2007). Los libros de cuentos: “Pasos de alquitrán” (2022, edición virtual), “Los ojos de la culebra” (2019). Los ensayos: “El espejo mentiroso. Décimas de Raúl Barbagelata” (2022), “El arte de Demetrio Peralta. Vanguardia y modernidad” (2021), “Fiesta de la Candelaria, pasión, devoción y tradición” (2016), entre otros. Es editor de la revista de literatura “Espinela” de la PUCP y colaborador en diarios y revistas.

Sigue leyendo…

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Excelente, pronto tendrás noticias nuestras.

Pin It on Pinterest

Shares