Hima Sumac Clorinda Matto de Turner

Clorinda Matto de Turner en el teatro

Clorinda Matto de Turner será testigo de la guerra con Chile y la invasión del ejército enemigo, lo que marcará para siempre su carácter literario. Tras enviudar en 1884, asume el cargo de redactora jefe del diario arequipeño “La Bolsa” y estrena su única obra teatral, “Hima Sumac”.

;

Seguir leyendo

Escribe Pedro Casusol

Hay que rescatar del olvido a Clorinda Matto de Turner, una de las escritoras peruanas más relevantes de todos los tiempos, parte de aquel selecto grupo de precursoras de la novela hispanoamericana, como su amiga Juana Manuela Gorriti, quien celebraba sus famosas “veladas literarias” en Arequipa hacia 1877. Nacida en Cusco y casada con un comerciante británico llamado Joseph Turner, se mudó a Tinta en donde fue testigo de la explotación indígena para el acopio de lana, circunstancia que denunciará luego en su novela más célebre, “Aves sin nido”, precedente del movimiento indigenista. Una mujer adelantada a su tiempo, autodidacta en física, historia natural y filosofía, y que intervino en política cuando todavía era infrecuente que las mujeres abordaran esos temas.

Matto fue también una de las primeras peruanas en fundar un medio periodístico: “El Recreo”, el primer semanario de literatura, artes y ciencias dirigido por una mujer en el Cusco. Fue ahí donde la autora publicó sus primeras tradiciones y leyendas que después publicará como libro bajo el título de “Tradiciones cusqueñas”, emulando a su entonces maestro Ricardo Palma, quien también colaboraba en el semanario. Luego Clorinda será testigo de la guerra con Chile y la invasión del ejército enemigo, lo que marcará para siempre su carácter literario. Tras enviudar, en 1884, asume el cargo de redactora jefe del diario arequipeño “La Bolsa” y estrena su única obra teatral, “Hima-Sumac”, que este año ha sido rescatada del olvido por Luz Vargas y Luis Naters en una edición crítica, con dos nutridos ensayos y un puñado de reseñas de la época.

Melodrama en tres actos, se trata de una pieza que toma la figura de una princesa inca de excepcional belleza y la leyenda del tesoro escondido del rescate de Atahualpa, para mezclarlo con el levantamiento indigenista de Túpac Amaru como una suerte de alegoría a la situación política al momento de su estreno, el 16 de octubre de 1884, en Arequipa, cuando el ejército enemigo acababa de dejar los territorios ocupados, la moral peruana se encontraba por los suelos tras el descalabro nacional y el mariscal Andrés A. Cáceres, cabeza de lo que había sido la resistencia peruana, se levantaba en contra del gobierno de Miguel Iglesias, a quien acusaba de entreguista. En este contexto, la obra llegaba a las tablas para recuperar, por primera vez en nuestra república, la figura de Túpac Amaru como una representación de la lucha por la patria y el orgullo nacional.

Clorinda Matto de Turner (11 de noviembre de 1852 – 25 de octubre de 1909).

Nieta de Ollanta, protagonista del drama quechua “Ollantay”, la Hima-Sumac de Matto de Turner es representada con la ingenuidad e inocencia que viene a ser la forma común de los sufridos personajes indígenas de “Aves sin nido”, víctimas de algún orden opresor o de las instituciones eclesiásticas. La princesa, prometida de Túpac Amaru quien lucha contra la ocupación española, cae rendida frente a los encantos de Gonzalo de Espinar, un joven español que busca conocer el lugar donde está escondido el tesoro de los incas, cuya llave ha sido entregada a Hima-Sumac en unos quipus. Cuando la doncella caiga en las manipulaciones, será el general Kis-Kis quien intervendrá para salvar el tesoro de las manos de los invasores. El asesinato ocurre fuera de escena y hacia el final del drama la princesa es condenada al torniquete. Arrepentida de sus actos y enterada de la muerte de Túpac Amaru, se entrega al martirio sin revelar la ubicación del tesoro.

“Hima-Sumac” tuvo su estreno en el teatro principal de Arequipa, poco después de una visita de Cáceres a la ciudad exaltada por la reciente ocupación; una segunda puesta en escena se da un mes después, esta vez en claro apoyo a la campaña de Cáceres, y con la presencia de Antonia Moreno, la esposa del caudillo, y de sus hijas. En 1888, cuando se monta en el Teatro Olimpo de Lima, la escritora ya es una figura prominente en la escena capitalina, asidua a las tertulias del Ateneo de Lima y del Círculo Literario. Es anfitriona también de sus propias “veladas literarias”, como las solía hacer Gorriti. A diferencia de Arequipa, la obra no fue bien recibida, tal vez porque la gesta tupacamarista no despertó ninguna simpatía en Lima. Aún así, se publica por entregas en “El Perú ilustrado”, bajo la dirección de la misma autora, y después en formato libro editado por su imprenta. Para entonces, “Aves sin nido” ha visto la luz y la iglesia católica ha decretado la excomunión de Clorinda Matto de Turner. Una turba iracunda, instigada por el clero, asaltará su casa y quemará sus libros. Pocos años más tarde, el golpe de Piérola contra Cáceres la llevará al exilio hasta su muerte, en 1909, en Buenos Aires.

3.9/5 - (21 votos)
<h4>Círculo de Lectores Perú<h4 />

Círculo de Lectores Perú

Círculo de Lectores Perú es una comunidad que crece, poco a poco, alrededor de aquello que tanto nos gusta: los libros y la lectura. Vive con nosotros la aventura de leer.

Ago 22, 2022

Quédate un poco más, tenemos contenido que te puede interesar.

«Quince minutos de receso», de Cayre Alfaro Fonseca

«Quince minutos de receso», de Cayre Alfaro Fonseca

“Quince minutos”, de Cayre Alfaro Fonseca, consigue figurar una sociología intuitiva del propio campo literario, mutatis mutandi como en la Educación sentimental de Flaubert, una cosa que hubiera excitado hasta las lágrimas a Pierre Bourdieu por encontrar esas constantes que son la base de su trabajo.

«Los recuerdos del porvenir», de Elena Garro

«Los recuerdos del porvenir», de Elena Garro

Sucede con Elena Garro algo curioso y sumamente injusto. Pese a la gran calidad de su literatura, se la conocía sobre todo por haber estado casada, muy jovencita, con Octavio Paz. Y ahora, cuando su obra se impone por fin con su propia luz, se la trata de vincular con García Márquez y el llamado realismo mágico, cuando, en realidad, «Los recuerdos del porvenir» para nada remite a ello.

“Alter ego”, un suspense de Daniela Corzo

“Alter ego”, un suspense de Daniela Corzo

Daniela Corzo deja entrever su posición frente a una sociedad a la cual le dice de golpe que tiene muchos rasgos abominables por ser machista. Mensaje sutil que podría resumirse así: «Tus constantes deseos de hacerme perfecta solo me han hecho más insegura, creyente de que nunca sería lo suficientemente buena para tener tu aceptación»

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Excelente, pronto tendrás noticias nuestras.

Pin It on Pinterest

Shares