los-recuerdos-del-porvenir-2022

«Los recuerdos del porvenir», de Elena Garro

Sucede con Elena Garro algo curioso y sumamente injusto. Pese a la gran calidad de su literatura, se la conocía sobre todo por haber estado casada, muy jovencita, con Octavio Paz. Y ahora, cuando su obra se impone por fin con su propia luz, se la trata de vincular con García Márquez y el llamado realismo mágico, cuando, en realidad, "Los recuerdos del porvenir" para nada remite a ello.

;

Seguir leyendo

Escribe José Rosas Ribeyro

Anoche concluí la lectura de una gran novela: «Los recuerdos del porvenir», de la escritora mexicana Elena Garro. La bella edición que poseo es de Siruela y data de 1994, pero hay una más reciente publicada por Alfaguara. Ese es un libro más voluminoso porque incluye textos de otras escritoras latinoamericanas.

La primera edición de «Los recuerdos del porvenir» data de 1963, por Joaquín Mortiz, editorial mexicana. Me parece ahora bastante sorprendente que una novela latinoamericana de hace más de cincuenta años tenga como narrador a un pueblo, sus casas, sus plazas. Es Ixtepec, un lugar, creo que inventado, situado en el sur de México. Allí, en los años postreros de la revolución y los inicios de la revuelta cristera, transcurre una historia cargada de pasión, furia y violencia a través de un narrador semi omnisciente que es observador y partícipe en los acontecimientos. Elena Garro escribe con un lenguaje literario que se mezcla con habla popular. Algo tiene de barroco su escritura y algo de gótico también. No me cabe duda de que esta novela es de las mejores de América Latina y también del universo hispanohablante.

Sin embargo, sucede con Elena Garro algo curioso y sumamente injusto. Pese a la gran calidad de su literatura, se la conocía sobre todo por haber estado casada, muy jovencita, con Octavio Paz. Y ahora, cuando su obra se impone por fin con su propia luz, se la trata de vincular con García Márquez y el llamado realismo mágico, cuando, en realidad, «Los recuerdos del porvenir» para nada remite a ello.

Yo particularmente solo conocía hasta ahora un pequeño libro de Elena Garro publicado hace bastante tiempo por ediciones Era, cuyo título no recuerdo pese a que el texto me sorprendió muy favorablemente. Se trata de una especie de diario que la muy joven Elena Garro (creo no tenia ni 20 años en aquella época) fue escribiendo durante los meses en que estuvo en la España de la guerra civil. Ella había ido allá como pareja, recién casada, de Octavio Paz. No era escritora, no era nada sino una muchacha inteligente, curiosa, independiente, que anotaba sus impresiones sin auto censura ni tomar en cuenta lo que podían pensar los demás. Ya se ve allí el espíritu rebelde que la llevaría a tener problemas con el gobierno mexicano y su burocracia. Con agudeza, ironía, humor y algo de desfachatez, la joven mexicana describe y comenta lo que ve y a menudo es muy crítica con personalidades como Neruda, Siqueiros, el músico Revueltas, el propio Paz y la forma como actúan en España los militantes ligados servilmente al siniestro camarada Stalin. Quien, en cambio, capta su admiración es Vallejo, a quien dedica bellos y conmovedores párrafos.Toda Garro ya estaba allí.

No me queda sino recomendar con entusiasmo la lectura de «Los recuerdos del porvenir» de una autora que debe ya ser situada en el lugar destacado que merece. Lean, por favor, a Elena Garro sin vincularla con Paz, con García Márquez ni con nadie, solo para gozar con el placer perturbador que procura su escritura.

4/5 - (15 votos)
<h4>José Rosas Ribeyro<h4 />

José Rosas Ribeyro

José Rosas Ribeyro (Lima, 1949). Poeta, narrador y periodista, estudió en la Facultad de Letras de la Universidad de San Marcos, donde fundó y dirigió la revista Estación reunida. Dirigió también la revista Uso de la palabra y fue editor de cultura de la revista Marka. En México se unió al grupo fundador del Movimiento Infrarrealista, al lado de Roberto Bolaño, Mario Santiago Papasquiaro, Rubén Medina, José Peguero, Guadalupe Ochoa y otros. Residente en Francia desde 1977, se doctoró en Historia por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París con una tesis sobre el movimiento anarquista en México.

Ago 19, 2022

Quédate un poco más, tenemos contenido que te puede interesar.

«Quince minutos de receso», de Cayre Alfaro Fonseca

«Quince minutos de receso», de Cayre Alfaro Fonseca

“Quince minutos”, de Cayre Alfaro Fonseca, consigue figurar una sociología intuitiva del propio campo literario, mutatis mutandi como en la Educación sentimental de Flaubert, una cosa que hubiera excitado hasta las lágrimas a Pierre Bourdieu por encontrar esas constantes que son la base de su trabajo.

Clorinda Matto de Turner en el teatro

Clorinda Matto de Turner en el teatro

Clorinda Matto de Turner será testigo de la guerra con Chile y la invasión del ejército enemigo, lo que marcará para siempre su carácter literario. Tras enviudar en 1884, asume el cargo de redactora jefe del diario arequipeño “La Bolsa” y estrena su única obra teatral, “Hima Sumac”.

“Alter ego”, un suspense de Daniela Corzo

“Alter ego”, un suspense de Daniela Corzo

Daniela Corzo deja entrever su posición frente a una sociedad a la cual le dice de golpe que tiene muchos rasgos abominables por ser machista. Mensaje sutil que podría resumirse así: «Tus constantes deseos de hacerme perfecta solo me han hecho más insegura, creyente de que nunca sería lo suficientemente buena para tener tu aceptación»

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Excelente, pronto tendrás noticias nuestras.

Pin It on Pinterest

Shares