portada Raúl Castañeda

«El filo de la brevedad «, de Raúl Castañeda

Los textos de "Espinela negra", último trabajo de Raúl Castañeda, acusan brevedad, economía del verbo. Esta práctica facilita la función de la sugerencia que se sustenta en la imagen. El poeta revela su fascinación por el cine, en particular, la de ciertos realizadores asiáticos como Kim Ki Duk, nombre que da título al último poema del libro.

;

Seguir leyendo

Escribe José Carlos Picón

Espinela negra reúne un conjunto de piezas breves que, como bien apunta María Belén Milla, está conectado con la sabiduría del mirar y el aprendizaje del observar. Los poemas de Raúl Castañeda en este, su primer libro, funcionan como fotogramas de una película de relieve visual con detallado colorido y trabajo de orfebrería en el acabado de la imagen.

                 (…) enrostrado

umbral de la mezquita

donde el viejo árbol de sicomoro

descansa en las ramas

de ahogadas lámparas

acantilados costeros

espacios

donde el autillo

caza (…)

El ojo del poeta. Nuevo libro de Castañeda explora en sus gustos por el arte.

La observación del poeta es solitaria. En algunos momentos planteada como una sonda a profundidad que pretende vislumbrar el misterio de la dinámica interior de las cosas, su fragmentada iluminación prismática, la estructura de relentes ontológicos. En otros momentos, esa mirada se genera desde la soledad, lo que recuerda el discurso amoroso del que habla Roland Barthes en la advertencia de sus “Fragmentos (de un discurso amoroso)”.

En este trabajo el semiólogo francés habla de las figuras, retazos de discurso en los que la palabra se entiende no en un sentido retórico sino gimnástico o coreográfico. “Las figuras se recortan según pueda reconocerse, en el discurso que fluye, algo que se ha leído, escuchado, experimentado”. Las figuras de Castañeda son, en ese sentido, propias y únicas, porque nacen, fluyen y operan en él, proyectándose en su propia experiencia para volver a ella.

Cabe decir que los textos de Espinela negra acusan brevedad, economía del verbo. Esta práctica facilita la función de la sugerencia que se sustenta en la imagen. El poeta revela su fascinación por el cine, en particular, la de ciertos realizadores asiáticos como Kim Ki Duk, nombre que da título al último poema del libro:

     (…) la granizada rama

                        el cincel en cielo encogido

la destreza flotando

incrustada en un hilo

la corrupta estrella

que

atraviesas

por la rajadura de una apedreada botella

sin pulso

Esta contención funciona en dos tipos de composiciones que, como sostiene el crítico y poeta Paul Guillén, resultan de poemas que revelan búsquedas procedentes de la memoria y el recuerdo, como Pubertad, Papá, Psicoanálisis, así como otros que, dentro de su espectro lírico, apelan a una “metaforización del ver y el desear”, es decir, al privilegio occidental del sentido de la vista frente a los otros. Esta veta está representada por textos como Tus ojos, Noah y Sabotaje.   

La realidad configurada en la poesía de Castañeda está contenida en fragmentos de una historia vivida entre luz y opacidades, sugiere Guillén. Una experiencia que ha ido alimentándose desde el inicio de la conciencia en un proceso paralelo, a través de la arquitectura del sueño, el recuerdo, la evocación, las emociones y el sentimiento. Elementos todos que tallan de alguna forma, la herramienta del poeta, quien con esta primera placa consigue el primer paso de una poética singular que está aquí para seguir acompañando al lector por mucho tiempo.

4/5 - (12 votos)
<h4>José Carlos Picón<h4 />

José Carlos Picón

José Carlos Picón (Lima, 1979) es periodista y escritor. Ha colaborado en diversos medios impresos y digitales, en páginas culturales y en plataformas de entidades públicas y privadas. Cuenta con dos libros de poemas publicados, "Tiempo de veda", (2006) y "Canciones de un disco cualquiera", (2013).

Jul 11, 2022

Quédate un poco más, tenemos contenido que te puede interesar.

Herida andante: retrato de la contracultura limeña

Herida andante: retrato de la contracultura limeña

“Subculturas contemporáneas”, de Fernando Cassamar, ahonda las fisuras de la vida artística en el bulevar Quilca y relata con voz híbrida historia y anécdotas. Una radiografía interesante de uno de los lugares más emblemáticos de la contracultura peruana, que hoy agoniza por el olvido y la reorganización de la ciudad.

«Niñagordita», lo último de Belinda Palacios

«Niñagordita», lo último de Belinda Palacios

La novela debut de Belinda Palacios, bien escrita y con una tensión que nunca decae, es de un lenguaje sencillo pero impecable. Apela masivamente al diálogo indirecto de estirpe vargallosianas y bryceana, que siempre es claro y funcional, pero no lo hace para contar lo mismo que sus modelos, sino como estrategias para referir un mundo jamás soñado por ellos.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Excelente, pronto tendrás noticias nuestras.

Pin It on Pinterest

Shares